20 enero 2009 Enfermedades, Noticias

relax

Las personas extrovertidas, tranquilas, que se saben relacionar con la gente y que tienen una vida social y deportiva activa, tienen menos probabilidades de padecer demencia.

Las personas introvertidas, que se estresan con facilidad (neuroticismo) ante la gente, o se aíslan socialmente, están en el extremo opuesto, y por consiguiente tienen más “papeletas” de padecer esta enfermedad.

Los científicos del Instituto Karolinska de Estocolmo han sido los responsables de llevar a cabo este estudio, que ha sido publicado hace poco en la revista “Neurology”, que es publicada por la Academia de Neurología de EEUU.

Según los investigadores, todos los datos obtenidos en el estudio aún son tempranos, pero se muestran optimistas ya que los factores relativos al estilo de vida del ser humano pueden modificarse para evitar los riesgos, algo que no sucede con los genéticos.

Vía | Yahoo

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *