15 enero 2016 Domésticos, Salvajes

Hurón

Cuando empezamos a cuidar una nueva mascota, casi siempre buscamos que la misma tenga unos requisitos relativamente sencillos, es decir, que no ocupe una cantidad excesiva de tiempo pero que, a la vez, otorgue mucha compañía. Es evidente que no siempre se consigue. Por ejemplo, los perros y los gatos no necesitan de excesivos cuidados. Algo que no sucede con los hurones. De hecho, los propios usuarios se han quejado en más de una ocasión de lo difícil que resulta cuidarlos.

Los hurones se han convertido en una mascota más, la cual se mantienen en múltiples hogares españoles con el fin de tener compañía, aunque optando por una especie ciertamente exótica. El hecho de que sea difícil de cuidar ya ha provocado más de un problema, haciendo que muchos usuarios tiren la toalla ante la gran cantidad de requisitos necesarios. No resulta extraño.

Para empezar, requieren de mucha atención debido a que suelen ser muy individuales. No sería la primera vez que nos llevamos un susto. La alimentación también es un concepto a tener en cuenta. Generalmente se les alimenta con pienso comercial, aunque no hay que olvidar que una simple modificación podría conllevar graves problemas para la salud. Hablando de su bienestar, es conveniente tener en cuenta que los animales desprenden bastante olor corporal, por lo que es buena idea rociarlos con champú o colonias. Incluso se les puede operar con el fin de evitar el inconveniente.

Mencionar que pueden llegar a ponerse muy agresivos, incluso mordiendo y arañando. En el caso de que estén encerrados continuamente, responderán de una manera inesperada y no adecuada. Hay que concederles su propia libertad. Las horas de sueño también pueden tener efectos negativos en su actitud: duermen aproximadamente 18 horas diarias. Si no se consigue este número, se enfadarán mucho.

En el caso de que no tengáis el suficiente tiempo libre, no os recomendamos tener un hurón como mascota: necesitan muchos cuidados y limpieza, además de visitas asiduas al veterinario. Cuestan tiempo y sus necesidades tienen un determinado precio (a veces, bastante alto), por lo que esta mascota no debería ser considerada como fácil de cuidar. Aunque hemos comentado algunos detalles, estos incluso pueden variar según el país.

Nosotros mismos no podemos negar que los hurones son mascotas muy difíciles de tener. En el caso de que poseáis uno, os recomendamos tener muy en cuenta todas las necesidades de los animales. Y, si no estáis preparados, es posible que poseer un perro o un gato sea mejor idea.

Vía | Senior Link
Foto | FlickR – Mierdamian Rondana

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *