5 mayo 2016 Domésticos

Perro

Las muestras de cariño entre humanos y mascotas se han convertido en algo completamente normal. De hecho, son los propios animales los que muestran que nos quieren. Nosotros correspondemos con abrazos e incluso besos. No obstante, parece que nuestros actos podrían no ser tan buenos como parecen. O, al menos, esa es la conclusión que se extrae de un estudio llevado a cabo recientemente.

Stanley Coren, un psicólogo canino, ha llevado a cabo un estudio para determinar qué es lo que sucede cuando los perros son abrazados. De esta manera, seleccionaba a 250 mascotas, junto a sus correspondientes dueños, tomando fotografías cuando eran abrazados. La conclusión a la que se ha llegado es sorprendente, ya que se demostraban ciertos niveles de estrés en las mascotas.

Tras las observaciones, se concluía que ocho de cada diez perros mostraban señales de estrés como bostezos, o echar las orejas hacia atrás. Al tener ansiedad por la situación, los animales incluso podría reaccionar de manera agresiva, llegando a morder a sus dueños. Parece que el estudio llega a un límite bastante importante.

Haced la prueba. Dadle un abrazo a vuestro perro y comprobad si realiza algún movimiento que denote un cierto estrés. Estamos seguros de que se mostrará nervioso, quizá queriendo escapar de la situación. En ocasiones, incluso agresivo.

Las demostraciones de amor respecto de nuestras mascotas son muy bonitas, pero estudios como este demuestran que pueden llegar a no gustar a los animales, o a ser peligrosas. Recomendamos tener bastante cuidado al respecto. Una mascota estresada puede llegar a dar bastantes dolores de cabeza.

Vía | Metro
Foto | Pixabay – tatlin

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *