30 mayo 2017 Domésticos

Perro

Puede ocurrir que veamos cómo nuestro perro llora sin razón aparente. Simplemente se pone a hacer ruidos raros cuyo origen desconocemos. Está claro que todo tiene una razón, solo hay que descubrirla. Las mascotas lloran por algo. Puede haber motivos específicos, aunque vamos a mencionar aquellos que suelen ser más comunes, y que podréis solucionar de una manera más o menos fácil.

Una de las ocasiones más curiosas que hemos visto es que lloran cuando los dueños no están en el domicilio. Es normal que tengan que salir a hacer algo y no puedan encargase del animal durante algunas horas breves. En este tipo de casos, los lloros vienen debido a que echan de menos a la familia, y sufren por ello. De hecho, si os fijáis, cuando vuelven las personas los animales mostrarán una gran alegría.

Al quedarse solos en casa, o pasar por una zona que pueda dar cierto temor, es posible que los perros sientan miedo y, de nuevo, lloren. Sí, lo hacen por miedo, debido a una situación que para ellos podría ser mala. Lo mismo sucede si sienten dolor. Este momento es posible verlo cuando le están inyectando algún tipo de líquido, o cuando le estáis curando las heridas. Es evidente que el animal se quejará si siente algún tipo de molestia.

Por último, una situación bastante interesante que no siempre se puede ver con normalidad. Hay ocasión en las que los perros son manipulados de una forma u otra. Incluso los dueños “juegan” con ellos, engañándoles. Si el animal se siente manipulado o nota que le han mentido, es posible que se ponga a llorar.

Las situaciones que hemos mencionado son las más normales, pero existen muchas más que pueden provocar que los perros lloren. En todo caso, ya sabéis que si no queréis que tengan esta actitud lo más recomendable es tratarlos de la manera adecuada.

Vía | iHeartDogs
Foto | Pixabay – braetschit

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *