31 diciembre 2015 Domésticos

El ratón de Praga, el perro más pequeño del mundo

El ratón de Praga tiene su origen en la República Checa, concretamente en la zona de Bohemia Central donde se le conoce por el nombre de Prazsky Krysarik. Se dice que se tiene conocimiento de dicha raza desde hace más de tres siglos y de que esta, y de ahí su nombre, fue utilizada para matar a las ratas.

Sea todo verdad o no, lo cierto es que el ratón de Praga es un perro encantador que, a pesar de su diminuto tamaño, no suele pasar desapercibido. Es una raza en miniatura, de bolsillo, de tamaño muy similar al Curiosidades sobre los Chihuahuas, aunque de cuerpo más robusto y musculoso que este. Además, el ratón de Praga es cariñoso, vivaz, juguetón, atento e inteligente, características especiales que lo convierten en un compañero ideal.

El ratón de Praga mide entre unos 19 y unos 23 centímetros de altura a la cruz y pesa menos aún, más o menos entre 2 y 2,5 kilos. Su pelo es corto y tupido y si variedad de colores suele ser escasa, ya que estos suelen ser de color negro con algunos matices marrones/fuego en las patas, en el hocico y en el pecho. A pesar de la popularidad que ha ganado en los últimos años como mascota, la raza en sí aún no ha sido reconocida de forma internacional. Esto no quita, sin embargo, que mucha gente los haya descubierto y se hayan enamorado de ellos, y es que los amantes de los perros pequeños encontrarán encontrarán en el ratón de Praga un animal amoroso y muy noble. ¿A quién no le gustaría convivir con alguien así?

Vía | Wikipedia

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *