12 noviembre 2015 Peligro de extinción, Salvajes

murcielago

La austeridad llega a todos incluidos a los murciélagos españoles que por una “raspa” de 32.000 euros que el gobierno de España no está dispuesto a pagar, ha dejado sin suscribir un acuerdo de protección europeo para a estos animales. El acuerdo en cuestión es el Convenio Europeo de Conservación de los Murciélagos (Eurobats).

La importancia de firmar este acuerdo radica en que casi el 40% de todas las especies de mamíferos amenazados en España son murciélagos. De los 33 tipos de animales en estado vulnerable o en peligro, el listado del Ministerio de Medio Ambiente incluye 13 variedades de quirópteros. Lo que es aún más grave, algunas poblaciones han perdido hasta el 40% de sus ejemplares, unos datos que al Gobierno español no considera de importancia.

Suscribir el convenio tendría un coste de 32.000 euros al año, que según los cálculos de Eurobats supondría un desembolso total de 128.000 euros hasta 2018. De toda Europa, los únicos países no firmantes han sido España, Austria, Grecia, Bosnia-Herzegovina y Serbia. La insignificancia de la cuantía al año de suscribir este acuerdo es tal, que por ejemplo el sueldo del alcalde la localidad madrileña de Majadahonda duplica dicha cantidad en un solo año. No es una cuestión de austeridad o ahorro, es una decisión meramente política.

Juan Tomás Alcalde, presidente de la Sociedad Española para el Estudio de los Murciélagos, confirma lo anterior y señala que “el Gobierno lleva poniendo la excusa del presupuesto durante años, con y sin crisis“. A pesar de que los murciélagos puedan parecer desagradables, lo cierto es que son unos grandes aliados del hombre ya que son devoradores de insectos que ayudan a prevenir plagas y lo que repercute en la mejora de las cosechas al reducir la necesidad de pesticidas. Un estudio estadounidense asegura que el ahorro que suponen los murciélagos en el cultivo del maíz en todo el mundo es de 900 millones de euros.

Mientras tanto, nuestros murciélagos quedan desamparados y algunos de ellos como el patudo (Myotis capaccinii) se encuentran en una situación crítica con menos de 7.000 ejemplares y seis colonias reproductivas en toda España. A este paso, nuestros murciélagos tendrán que confiar en Batman para que les salve.

Fuente | eldiario.es
Fotografía | Pablo Roa

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *