21 diciembre 2015 Salvajes

Patos

Cuando vamos a un parque o a algún lugar en el que hay patos, lo más común es proporcionarles algún alimento o comida que les ayude. Se trata de una actividad bastante normal e incluso habitual, pero dañina. Sí, alimentar a los patos “salvajes” no es una buena acción. Lo que se esconde detrás de este acto aparentemente inocente puede llegar a ser ciertamente mortal para ellos.

En primer lugar, mencionar que nos centraremos en el alimento más común: el pan. Es lo que más se les echa. Sin embargo, según han explicado expertos en biología animal y conservación de vida salvaje de la Universidad de Michigan State, el pan es el equivalente a la comida basura para los patos. No es solo que no les alimente, es que también les hace daño. Algo que se agrava con el pan blanco. Los animales se volverán adictos a este alimento, buscando siempre los trozos que les proporcionen los humanos.

Echémosle un vistazo también a la llamada “ala de ángel”. Se trata de una enfermedad muy grave que provoca que las alas de los patos se deformen, resultando en que no puedan andar con normalidad. Al final, los mata. ¿Cuál es el principal motivo de la enfermedad? Sí, lo habéis adivinado: el pan. Cuando los patos y aves son alimentados de manera incorrecta, es decir, cuando el consumo calórico se compone de alimentos que no los nutren, ocurre lo contrario, se desnutren. El resultado es la aparición de la enfermedad.

También destrozamos el ecosistema de los patos

Patos

Por otra parte, mencionar que el hecho de que los humanos proporcionen los alimentos también provoca que el ecosistema de los patos se vea afectado al interrumpir el desarrollo normal de la fauna acuática. Richard Bennett, encargado ambiental del Canals and Rivers Trust, afirma que el pan que se les proporciona hace que se forme moho dañino y algas tóxicas en el agua. Estos componentes envenenan a los animales.

Los expertos lo tienen claro: evitad echarle pan a los patos y animales acuáticos con el fin de que no sufran daños. Puede parecer un acto totalmente inocente, aunque tiene repercusiones bastante negativas. Tened en cuenta este tipo de datos.

Vía | One Green Planet | BBC
Fotos | Wikimedia Commons – JotaCartas | Pixabay – Unsplash

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • LOS PATOS

    De picos planos,
    de patas anchas,
    caderas gordas,
    los patos van.

    Graznan y andan,
    andan y graznan,
    con su meneo
    que es natural.

    Se contonean
    muy suavecito,
    van pa’ delante,
    de lado a lado.

    Llevan, contentos,
    un lindo ritmo,
    los hace bellos
    en ese andar.

    Caminan mucho,
    les da flojera
    y ya no quieren
    moverse mas.

    En la laguna,
    descansan, nadan,
    beben el agua,
    sus plumas mojan.

    Y por instinto,
    suben al cielo,
    con sol, con luna,
    llegan a Dios.

    Pero el destino
    los vuelve al mundo,
    regresan siempre
    al mismo lugar.

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, D. F., a 04 de mayo del 2006
    Dedicado al Sr. Lic. Javier Patiño Rendón
    Reg. INDAUTOR No. 03-2007-082112003600-14

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *