Qué hacer ante un caballo asustado

Qué hacer ante un caballo asustado

Escrito por: Ildefonso Gómez Herrera    22 enero 2018     Sin comentarios     2 minutos

Os damos algunos consejos para que podáis tranquilizar a un caballo que está asustado.

Algunos animales, cuando se sienten en peligro, pueden llegar a ser muy peligrosos. Querrán salir airosos a toda costa de la situación, y para ello ejecutarán cualquier movimiento que les sea posible. En este tipo de momentos, los caballos son uno de los animales que resultan más curiosos. Aunque, a la vez, también resultan fáciles de tranquilizar. De hecho, muchas personas toman esto incluso como una práctica deportiva.

Tened en cuenta que los caballos son animales muy sensibles que se están comunicando constantemente. Esta capacidad también provoca que puedan sentir fácilmente cambios a su alrededor. Incluyendo la detección del peligro y la desconfianza. Por lo general, los ejemplares se asustan cuando están en situaciones que desconocen o ante las que no pueden tener el control. Sin embargo, también hay muchos casos en los que se asustan con sus propios movimientos o incluso con su sombra.

Para reconocer si un caballo está asustado solo tenemos que fijarnos en las orejas, la cola, sus expresiones faciales y los sonidos que realizan. Por ejemplo, meterán la cola entre las patas cuando estén asustados. Además, también saldrán en estampida cuando se sientan en peligro, con el fin de escapar.

¿Cómo tranquilizar a un caballo asustado?

Caballos

Si queréis tranquilizar a un caballo asustado, lo primero es acercarse al animal de manera tranquila, sin movimientos bruscos ni sonidos que puedan darles más miedo. Os tienen que ver siempre. No olvidéis que siempre estarán mirando a lo que les ha causado el miedo, por lo que nos será fácil interactuar con la causa. Si es un objeto, es tan simple como mostrarle que es inofensivo. Si es un animal, podéis intentar que los dos se acerquen y se reconozcan.

Otro de los consejos útiles que existen está en darle alimento al caballo, algo que les proporcionará tranquilidad y que disminuirá su cantidad de nervios. En todo caso, lo más importante al tranquilizar a un caballo está precisamente en mantener nosotros la tranquilidad. Si estamos calmados, la tarea será más fácil.

Recordad, finalmente, que tranquilizar a un caballo es algo muy sencillo que se limita a mostrarle el objeto que le ha asustado, acercarse al animal y tranquilizarlo. Incluso podemos hacerle caricias. No olvidéis la precaución.

Vía | Equi Search
Fotos | Pixabay – JACLOU-DL | PxHere


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.