Procambarus virginalis, el cangrejo de río que se clona a sí mismo

Procambarus virginalis, el cangrejo de río que se clona a sí mismo

Escrito por: Jorge Rubio    8 febrero 2018     Sin comentarios     2 minutos

La naturaleza oculta múltiples misterios y uno de ellos es del denominado como Procambarus virginalis, un cangrejo de río que se reproduce de forma asexual.

La naturaleza oculta múltiples misterios, pero uno de los más recientes y singulares de ellos es la existencia del denominado como Procambarus virginalis, un cangrejo de río que se reproduce de forma asexual. Esta especie surgió a través de una mutación de una hembra en un acuario de Alemania. Las crías resultantes nacieron con dicha mutación con la particularidad de que eran genéticamente idénticas a su progenitora.

Un alumbramiento que dio lugar en 1990 a la aparición de una nueva especie animal sobre la faz de la Tierra. Su particular forma de reproducción asexual ha hecho que esta especie de cangrejo, también llamado Marmorkrebs o cangrejo de mármol, se haya expandido por la práctica totalidad del planeta en muy poco tiempo. Esta forma de reproducción llamada partogénesis es una faceta única de este cangrejo dentro de los crustáceos y hace que cada nuevo ejemplar nacido sea prácticamente un clon del animal original.

Esta capacidad de reproducción solo ha garantizado una forma eficaz de solventar uno de los mayores retos evolutivos de la naturaleza, el de perpetuar la especie, también ha convertido a este cangrejo en una peligrosa especie invasora. Dada la rapidez y la eficacia con la que se reproduce, el Procambarus virginalis está desplazando al resto de crustáceos de las aguas en las que habita, conquistando estos ecosistemas casi sin resistencia.

Sin embargo, la aparición de esta especie puede tener un beneficio inesperado para los seres humanos. Según una reciente investigación del profesor Frank Lyko, del Centro Alemán de Investigación del Cáncer, la forma de reproducción del Marmorkrebs es similar a la del cáncer, por lo que un estudio más profundo del mismo podría tener un impacto directo en la forma de tratar esta enfermedad.

Fuente |La Vanguardia
Fotografía | Wikimedia Commons


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.