4 agosto 2015 Noticias, Peligro de extinción, Salvajes

Rinocerontes

La caza furtiva de animales se ha convertido en un problema muy grave. Los que llevan a cabo esta causa (si se le puede llamar así) suelen matar a decenas de especies cada año con el fin de utilizar sus cuerpos para diferentes fines. Por ejemplo, asesinan elefantes para quitarles el marfil, o tigres para conseguir la piel. Lamentablemente, la mayoría de las especies que son víctimas de esta práctica también están en peligro de extinción.

Paul O’Donoghue, biólogo y profesor de la Universidad de Chester, ha ideado una herramienta que podría salvar la vida de muchos animales protegidos. Y es que ha inventado un dispositivo, RAPID (Real-time Anti Poaching Intelligence Device) que en realidad es una cámara y permite grabar a los cazadores furtivos que intenten matar animales.

La cámara se introduce en el interior del cuerno de los rinocerontes (por el momento no sirve para otras especies) y se activa, permitiendo grabar lo que sucede en su rango de visión. Es evidente que para poner el dispositivo es necesario realizar un pequeño agujero en el cuerno, pero esa tarea, que para los más estrictos podría ser una brutalidad, en realidad permite salvar vidas animales. Hay que tener en cuenta que estas partes están formadas de queratina y no tienen una parte ósea en la que haya nervios, por lo que el proceso es totalmente indoloro.

O’Donoghue ha afirmado que quería “encontrar una manera de proteger a los animales con eficacia, ayudando también a detener a los cazadores furtivos“. Una medida excelente, ya que todo lo que se graba con la cámara va a parar a un ordenador. En el aparato se podrán procesar las imágenes para realizar investigaciones.

Es necesario que mencionemos que ya se está trabajando en un marcador de ritmo cardíaco y en un GPS que, de nuevo, se implementaría en los cuernos de los animales. Esperamos que esta solución pueda llegar pronto a otras especies (incluso a aquellas que no tienen cuernos).

Vía | The Scotsman

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *