1 agosto 2009 Medio Ambiente, Noticias, Peligro de extinción

Venado de las Pampas

A mediados del siglo XIX su grácil figura engalanaba el llano paisaje de la pampa. Según registros aduaneros, sólo en 1850, se exportaron a Europa 2.500.000 cueros de este animal. Apenas un siglo después, la especie ya se encontraba en riesgo de extinción. Hoy sólo quedan 2.000 ejemplares en toda la Argentina. Invadido por sembradíos, ganado y ciudades, su hábitat natural prácticamente ha desaparecido, y con el hombre aportando su grano de arena, merced a la caza despiadada, el venado de las pampas tenía los días contados.

Ahora, parecen haber renacido las esperanzas de preservar esta bella especie. El venado de las pampas, actualmente, vive en cuatro poblaciones aisladas entre sí. Una de esas poblaciones se encuentra en el noreste argentino, en la provincia de Corrientes. Allí el proyecto de Conservation Land Trust (CLT) y la fundación Flora y Fauna Argentina, se proponen rescatar a 20 individuos y alojarlos en zonas más seguras, en la cercana zona protegida de los esteros del Iberá. Anteriormente se habían rescatado y liberado a 4 individuos. Las cifras exiguas muestran, elocuentemente, el estado desesperante en que se encuentra la especie en aquel sitio.

Otro de los lugares donde habita el venado de las pampas es la zona conocida como Campos del Tuyú, en la provincia de Buenos Aires. Gracias a la fundación Vida Silvestre Argentina, que desde 1979 custodia aquellas tierras, que luego fueron adquiridas definitivamente en 2004 con fondos obtenidos tras una campaña de donaciones voluntarias, el venado pudo sobrevivir.

La buena noticia es que Campos del Tuyú acaba de ser convertido en Parque Nacional. Este lugar, típico humedal pampeano, tiene 3.040 hectáreas y alberga a otras especies en peligro de extinción, como el gato montés, la gaviota cangrejera y la monjita dominica. Habitan allí 350 venados, convirtiéndose en el sitio con la mayor cantidad de individuos. Quedan muy pocos, las cifras son preocupantes, pero si las autoridades hacen bien su tarea, tal vez las próximas generaciones podrán disfrutar de la presencia física de los venados de las pampas.

Vía | TN
Más información | El Día

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 agosto 2009
  2. Los secretos del venado de agua 3 marzo 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *