30 agosto 2016 Curiosidades

Camarón mantis

El camarón mantis es uno de los crustáceos que más desapercibido pasa por el mundo. En algunos lugares es un plato exquisito, aunque este animal ya ha provocado más de un problema. Sobre todo en las peceras en las que se suele guardar. ¿No sabíais que tiene una patada tan potente como para romper los cristales? No es broma. Aunque el tamaño medio de la especie es de aproximadamente 18 centímetros de largo, lo cierto es que su patada puede llegar a sorprender a más de uno.

Veamos las cifras. La patada del camarón mantis puede alcanzar una velocidad de hasta 100 kilómetros por hora, parecida a una bala. De hecho, este movimiento genera calor y un pequeño destello de luz. Por lo general, los garrotes del conocido crustáceo solo miden cinco milímetros de ancho, con varias capas de minerales que los hacen muy resistentes. No en vano, en su vida pueden dar hasta 50.000 golpes. Incluso se están inspirando en el animal para diseñar una nueva generación de chalecos antibalas y chasis de coches.

Por otra parte, mencionar que el animal debe generar, en cada patada, 12.000 watios de poder por cada libra de músculo. Está claro que esto no pueden hacerlo todas las especies. Mencionar, por cierto, que algunos camarones mantis han roto vidrios de acuarios. Ya os podéis imaginar la potencia que tienen estos ejemplares. Sorprendente ¿verdad?

En todo caso, se trata solo de una curiosidad más. No tengáis miedo, ya que la especie que hemos comentado es la única que puede poner en marcha este tipo de patadas. Y esta claro que no os atacarán a la primera de cambio.

Vía | USA Today
Foto | Wikimedia Commons – Jenny

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *