6 junio 2012 Noticias

planeta marte

Existe la posibilidad de que lleguemos a Marte en sólo dos décadas si se empieza a preparar con tiempo la misión. Dentro de los jóvenes que sueñan con realizar esta misión se encuentra Diego Urbina.

Se trata de un joven italiano que participó del proyecto Mars 500, durante el cual tuvo que encerrarse por 17 meses en Moscú para simular un viaje al planeta rojo. Durante todo este tiempo se mantuvo aislado junto con otros voluntarios como si se tratara de una misión real a Marte. Luego de superar las pruebas psicológicas y física él y sus compañeros se montaron a bordo de un vuelo panorámico de la Agencia Espacial Europea para experimentar los efectos que se tiene en la gravedad cero.

Si bien ya se había realizado un vuelo parabólico en Estados Unidos en esta oportunidad se trató de un hecho importante para cerrar el círculo de la misión. En esta oportunidad los interesados tuvieron que realizar tres experimentos, cuando normalmente solo se hace uno. Si bien los conocían a la perfección esta era la primera vez que los realizaban los tres juntos. Por otro lado estos vuelos sólo tienen 20 segundos de microgravedad y debes hacer todo rápido.

Los miembros del proyecto antes de convertirse en astronautas profesionales deberán pasar unos cuantos años, mientras tanto continúan capacitándose y aprendiendo, además de conocer a la perfección la exploración del Sistema Solar, como controladores desde la Tierra, ya sea en naves tripuladas o no.

Mediante la misión Mars500 se lograron la obtención de varios datos, lo que valió la pena el gran esfuerzo realizado. Los miembros están orgullosos de haber aprendido tanto, obteniendo además de éxito personas un éxito científico.

Vía | El Mundo
Foto | FLickr – Balt Art

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *