23 diciembre 2017 Salvajes

Pingüino de ojo amarillo.

La industria pesquera, con sus actividades sin límite, han provocado más de un problema a los animales. Sobre todo a aquellos que deben su vida al mar o al uso del mismo. Existen casos que son realmente graves, como el que tiene que ver con el pingüino de ojo amarillo, el cual está en peligro de extinción debido a las actividades que comentamos.

El principal problema de la especie es que debido a la pesca sus poblaciones se están viendo reducidas de manera extrema. No olvidar que este animal es el último miembro del género Megadyptes, el cual vive en el sureste de Nueva Zelanda, en la Isla del Sur, Isla Stewart y los archipiélagos de Campbell y de Auckland.

El verdadero inconveniente está en las redes de pescadores, las cuales no pueden ver los propios pingüinos, que se enredan y se ahogan al quedar atrapados. Un estudio reciente afirma que esta es una de las principales causas de muerte de la especie en Nueva Zelanda, con descensos de animales vivos de más del 75%. Según las investigaciones anteriores, cada año las embarcaciones acababan con 35 pinguüinos. Aunque esta estadística solo incluía al 3% de embarcaciones totales.

La previsión es que, si el problema al ritmo que lleva, la especie se extinga durante los próximos años. Existen varias soluciones, aunque es necesario que la pesca que tiene lugar en las regiones en las que vive el pingüino de ojo amarillo sean más cuidadosas, evitando los inconvenientes que existen actualmente.

Vía | Stuff
Foto | PxHere

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *