19 julio 2016 Noticias

Ardilla

El tráfico de animales en Perú se ha convertido en uno de los principales problemas del país. No en vano, las últimas estadísticas que se han desvelado confirman que la actividad se sigue produciendo, aunque las autoridades sigan trabajando con el fin de extinguirla. Según Wildlife Conservation Society y Sefor, 67.749 animales silvestres han sido extraídos de Perú durante los últimos 15 años. Todo ello, claro, debido al tráfico de animales.

De las cifras, se estima que 29.591 eran aves exóticas y 2.607 mamíferos. De hecho, las industrias a las que van a parar (mascotas, del cuero, pieles, caza deportiva y medicina tradicional) hacen que el valor de cada ejemplar llegue a los 900 euros. Según se ha esgrimido desde Estrategia Nacional para Reducir el Tráfico Ilegal de Fauna al 2021, el 90% del contrabando de animales se realiza en las regiones de Lima, Tumbres, Loreto y Ucayali. Se trata de regiones que están muy lejos de España, pero conviene conocer al menos sus nombres.

Estamos hablando de Perú, pero eso no significa que España y otras regiones europeas no estén involucradas. No en vano, el objetivo de muchos traficantes es Madrid, por lo que será necesario que las autoridades de la zona pongan en marcha nuevas medidas con el fin de evitar este tipo de situaciones. El problema se ha agravado, lo que significa que las nuevas leyes deben ser urgentes.

En todo caso, es necesario mencionar que el tráfico de animales es un problema global que en algunos momentos incluso se puede equiparar al tráfico de estupefacientes. Un problema que es imprescindible atajar.

Vía | El Comercio
Foto | Pixabay – Alexas_Fotos

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *