8 marzo 2017 Enfermedades

Una posible mejora en la salud

Gracias a una novedosa terapia génica se podría encontrar la solucion a la pérdida de masa muscular en los perros, al cambiar el gen que provoca las anomalías del creciimiento se podría mejorar la fuerza muscular en los perros que son afectados por la miopatía congénita miotubular.

El objetivo de este trabajo es el de restaurar la fuerza muscular en los perros que sufren la enfermedad en estado avanzado. Para el trabajo participaron cuatro grupos de investigaciones especiales de los Estados Unidos y de Francia, ellos obtuvieron resultados muy prometedores.

Gracias a esta nueva terapia génica se pordran generar esperanzas en el tratamiento de distintas enfermedades que se heredan por los perros y asi poder realizar ensayos clínicos en las personas.

Cabe destacar que la miopatía congénita miotubular afecta unicamente a los machos.

Tengamos presente que la miopatía congénita miotubular se vincula con un problema en el gen MTM1, que se relaciona al cromosoma X y que codifica una enzima (denominada miotubularia) la que se relaciona con el crecimiento y la fuerza muscular en los perros. Las mutaciones provocan que la enzima llegue a perder el 95 por ciento de la actividad y, por consecuencia, que la función de los perros no llegue a desarrollarse con total normalidad.

Cabe destacar que la miopatía congénita miotubular afecta unicamente a los machos. Se puede llegar a dar cuando los perros aun son cachorros y, en muchos casos, puede provocar la muerte temprana por los problemas que tienen al respirar.

Hasta el momento estábamos frente a una enfermedad que no tenía cura y que, inevitablemente, ocasionaba la muerte, no solo de los perros sino también de los niños. Afortunadamente y gracias al trabajo de los investigadores parece que la situación ha cambiado. Ellos han desarrollado una inyección que presentó resultados positivos, gracias a ella se ha mejorado la fuerza muscular, la estructura muscular a nivel microscopio ayuda a pensar que se alargó la esperanza de vida.

El profesor de Medicina de la Universidad de Washington e investigador principal del estudio, Martin Casey Childers considera que: “La terapia génica parece abrir una nueva vía de tratamiento para otras enfermedades heredadas por los perros y para, en un futuro, poder realizar posiblemente un ensayo clínico en seres humanos.”

Vía | Web de consultas
Foto | Pixabay – Counselling

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *