5 septiembre 2017 Domésticos

Perro

Estamos seguros de que en alguna ocasión habéis escuchado hablar del pedigrí, pero ¿sabéis lo que es? El concepto ha sido repetido hasta la saciedad, pero su definición va mucho más allá. Entender su significado y cómo se obtiene es algo muy interesante. Y clave, en el caso de algunas razas de animales.

El pedigrí se trata de un certificado, el cual es emitido mediante una entidad oficial, que establece que un animal doméstico, como un gato o un perro, pertenece a una raza pura según su linaje, en una genealogía de al menos tres generaciones. Es decir, el documento certifica que el animal que tenemos pertenece a una raza pura. Y eso aumenta su valor en el mercado.

Para obtener dicho documento, se debe demostrar la pureza del animal en varias generaciones. Las mascotas que posean una ascendencia conocida son las que tienen el derecho del certificado. En caso contrario, se inicia un registro para conocer la cadena de ascendencia, para de esta forma lograr uno de forma oficial ante el organismo encargado.

Este procedimiento se basa en un diagrama (o gráfico, explicado de otra forma) en el cual se detallan ciertos signos que corresponden el fenotipo de la historia de un animal durante al menos tres generaciones. Los símbolos usados son círculos y cuadrados (vacíos o no), los primeros para las hembras y los segundos para los machos, todos ellos dentro de un árbol genealógico. Por otro lado, las líneas verticales y los números romanos representan las generaciones sucesivas. El I es la camada más antigua. Es necesario tener en cuenta que las cruzas se representan con líneas horizontales. Si existe una línea diagonal, el animal ha fallecido.

La comprobación del pedigrí

Perro

La información de la genealogía se registra en un libro especial. En algunos casos se exige una prueba de ADN para determinar si es puro. Si se comprueba esto, se extiende un certificado oficial.

Los cachorros de ejemplares con pedigrí también tendrán un certificado genealógico, aunque este no será exactamente igual. Eso sí, durante al menos tres generaciones se podrá decir que los animales son puros.

Las mascotas que poseen el certificado de pedigrí poseen múltiples ventajas en cuanto a la preferencia en participaciones en diferentes concursos de belleza o de morfología canina, por ejemplo, así como en el cruce con otros ejemplares de raza pura para su comercialización.

Aunque algunos aspectos del pedigrí no estén bien vistos por la sociedad, lo cierto es que se trata de un certificado muy útil. Y que dará cierta importancia adicional a nuestra mascota.

Vía | Wikipedia
Fotos | Wikimedia Commons – Amr Badawy | Pixabay – laurapuig4

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *