8 mayo 2009 Curiosidades, Salvajes

oso polar

En realidad, y aunque no lo creas, todos los osos polares son negros. En serio…. Tienen ese color para absorber mejor el calor del sol, pero su pelo es blanco y consta de dos capas. La capa exterior es traslucida y hueca (como pequeños tubos de vidrio). La capa interior guarda una capa de aire para mantener la piel seca aun cuando el animal esté nadando en agua muy frías.

Su grueso revestimiento de grasa que tiene bajo la piel lo mantiene caliente y en sus garras tiene una especie de suelas. Si esto fuera poco para adaptarse a estos climas, sus ojos tienen un par de pestañas adicionales que lo ayudan a filtrar el reflejo del sol sobre la nieve y son capaces de percibir un objeto inmóvil a más de un kilómetro de distancia. Sus ojos les permiten ver a la perfección cuando se encuentran sumergidos en el agua y su olfato es tan bueno que les permite encontrar presas a una distancia más que considerable.

El oso polar, por todas estas características, es uno de lo predadores más importantes de la región.

Los osos polares viven en Alaska, Canadá, Groenlandia y Rusia. Llegan a medir hasta 1.22 metros al hombro o 3 metros parado en dos patas. Los machos pueden pesar hasta 600 Kg. y las hembras 360 Kg.

Fuente | Revista Genios

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Los osos polares se están encogiendo 28 agosto 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *