26 septiembre 2009 Medio Ambiente, Noticias, Peligro de extinción, Salvajes

osogris

Esta hermosa y escasa especie de oso de las praderas americanas vuelve a estar en las listas de especies en peligro de extinción por orden de un juez del Distrito de Montana, una de las áreas de los Estados Unidos que afortunadamente todavía conservan sus espacios naturales de una especial belleza.

Este juez consideró necesario reubicar al oso grizzly en las listas de animales en peligro, para prevenir las irregularidades en la conservación de la población de osos grizzly en Norteamérica.

Presumiblemente, la actual estrategia de conservación se encuentre basada en normativas que previenen que la población de osos grizzly descienda por debajo de los 500 ejemplares. Pero dicha normativa no especifica las regulaciones que permiten mantener dicho nivel en la población de osos.

Otro de los inconvenientes con los que se encuentran los conservacionistas para poder garantizar las tasas de la población de osos en Montana, se encuentra en las dificultades de aplicación de las normas de protocolo y vigilancia, motivo principal de la decisión del juez de reinsertar al oso en las listas de especies en peligro.

El oso grizzly del parque de Yellowstone suele alimentarse sobre la base de frutos del pino de corteza blanca, nueces que se encuentran especialmente durante la temporada de otoño, la temporada inmediatamente anterior a su período de hibernación. Pero diversas causas medioambientales están reduciendo el número de pinos en el parque.

Un aumento en el nivel de incendios forestales, la plaga del escarabajo del pino y la llamada infección de roya vesicular, plagas todas estas que están causando daños severos en los bosques y parques naturales en Estados Unidos y Canadá. La roya vesicular afecta especialmente a los pinos blancos, principal fuente de alimentos del oso grizzly de Yellowstone.

A pesar de que el servicio de pesca y vida silvestre en los Estados Unidos argumentaba la gran adaptabilidad con que los osos podrían proveerse de alimento, el juez observó en su fallo que de acuerdo a las estadísticas, los años en que los pinos blancos presentaban una cosecha escasa de frutos, se daban con mayor frecuencia los enfrentamientos entre los osos y los seres humanos.

Su sentencia observa también la aplicación de determinadas medidas para la conservación de la diversidad de especies. Una de estas, contempla las expectativas de que los osos grizzly puedan contactar con otras poblaciones de osos, en un período de tiempo que abarca hasta el año 2020. En previsión de esta medida y en caso de que estos contactos no tuvieran lugar, las autoridades están obligadas a realizar la introducción de ejemplares de osos de otras especies, como los osos pardos.

Sin embargo, esta medida, según observan algunos conservacionistas, que pretende fomentar la regulación de la población específica del área del parque de Yellowstone, podría ir en detrimento de la densidad de población de osos grizzly en otras áreas o reservas de Estados Unidos; pues el oso grizzly se esta extinguiendo en toda la extensión salvaje de Norteramérica.

Vía | ecologiablog

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 septiembre 2009
  2. La Familia de Broward » Blog Archive » La Familia: Un tesoro en peligro de extincion 24 octubre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *