14 marzo 2012 Bioficha, Flora

El olmo común (Ulmus minor) se vea afectado hace décadas por la enfermedad de la grafiosis

El olmo común (Ulmus minor) también es conocido como negrillo o álamo negro. Es un árbol de hoja caduca perteneciente al orden de los Urticales y a la familia Ulmaceae, que puede llegar a medir 35 metros de altura y que posee un tronco grueso, recto y elevado. Las ramas son erectas y alargadas y sus hojas se caracterizan por ser simples, alternas y dísticas (están situadas en el mismo plano y miran alternativamente a uno y otro lado de un eje). Las flores del olmo son hermafroditas y precoces y los frutos tienen forma de sámara aplastada.

El hábitat del Ulmus minor lo conforman suelos frescos y fértiles, ubicados en sotos y en riberas de ríos. El olmo es cotizado por su gran valor ornamental, por eso es fácil verlo en parques y jardines. Se localiza en casi toda Europa, norte de África y Asia occidental. Se cultiva desde tiempos inmemoriales y fue una especie extendida por la civilización romana.

Las subespecies del Ulmus minor son: la cornubensis (olmo de Cornualles), angustifolia, plotii, vulgaris (olmo campestre), samiensis (olmo de Jersey) y el Ulmus minor minor (especie común y nominal).

Desde los años 70 del siglo pasado, los olmos del viejo continente se ven afectados por una cepa, particularmente virulenta, de la grafiosis (enfermedad fúngica que ha logrado acabar con un gran porcentaje de ejemplares en Europa). El hongo que provoca la grafiosis es transmitido por una variedad de escarabajos e impide el tránsito de la savia bruta, además de liberar toxinas. Estos efectos son letales para los árboles y terminan con ellos en cuestión de semanas. Sin embargo, las raíces de los ejemplares afectados suelen sobrevivir.

Antonio Machado cantó a un olmo viejo a orillas del río Duero, ojalá otros poetas puedan seguir haciéndolo y la grafiosis no consiga extinguir este árbol majestuoso.

Vía | Asturnatura
Foto | Flickr-Bontxi

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *