10 julio 2008 Bioficha, Curiosidades, Salvajes

oblada_melanura.jpg

Más comúnmente conocido como la oblada, doblada o galana se trata de un pez de esqueleto óseo perteneciente al orden de los perciformes, cuyo cuerpo está cubierto en su totalidad de escamas cicloideas, grandes y bien visibles. pertenece a su vez a la familia de los espáridos.

Presentan el cuerpo alargado, más largo que ancho, y achatado lateralmente. El perfil de la cabeza es casi recto y el hocico es corto con la boca pequeña situada justo en el extremo del rostro, y con una pequeña inclinación hacia atrás. La línea lateral es negra y muy visible. presenta ojos grandes. Su talla máxima es de 30 cm, aunque lo más normal es que sea de 20 cm.

oblada_melanura2.jpg

Las mandíbulas presentan varias hileras de dientes, en la más externa se disponen dientes de tipo incisivo en la parte frontal, y cónicos y afilados a los lados. En la región dorsal de cada mandíbula se disponen 4 hileras de dientes pequeños y angulados.

Son de color gris plateado verdoso con tonalidades y reflejos azul verdoso. Está tonalidad verde se observa mejor en los individuos jóvenes. El pedúnculo caudal, como característica más notable, presenta una mancha negra perfilada de blanco en sus márgenes anterior y posterior.

Es una especie de litoral y frecuenta fondos rocosos tapizados de algas y grandes praderas de fanerógamas. Se pueden encontrar a una profundidad máxima de 15 metros. Las obladas son omnívoras y se alimentan preferentemente de pequeños invertebrados, aunque también pueden comer algas y carroña. Se encuentran en todo el Mediterráneo y en algunas regiones del Mar Negro, también en el Atlántico oriental, desde Angola hasta el Golfo de Vizcaya, Cabo Verde, Madeira y Canarias. Durante los meses más cálidos se encuentra cerca de la costa formando grandes cardúmenes. Son animales muy veloces y sociables.

Las obladas son hermafroditas pero en ocasiones hay individuos machos y hembras que no cambian y mantiene sus sexos durante todo su ciclo vital. Con la aparición de proliferación de las jaulas flotantes para el engorde de diversas especies piscícolas, se ha producido un aumento considerable de obladas alrededor de las jaulas aprovechándose del alimento sobrante. Tiene una carne excelente que es muy apreciada en la región mediterránea.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *