17 abril 2012 Curiosidades

nacimiento de una jirafa

Esta vez quiero contarte una buena noticia, es la primera vez después de 35 años que nace en el zoo de Madrid una jirafa.

Su mamá es Tatu, una hembra perteneciente a la especie Rothschildi (‘Giraffa camelopardalis rothschildi‘). La cría tuvo la posibilidad de nacer de manera natural, un hecho muy positivo. Un acontecimiento de este tipo no tenía lugar desde el año 1976.

El parto estuvo controlado por un importante equipo técnico y por sus cuidadores. El trabajo de parto duro aproximadamente una hora y media y todo aconteció en calma y con la mayor facilidad. Quienes presenciaron el momento contaron como pudieron ver que rompía aguas, luego aparecieron las primeras contracciones y después empezaron a salir sus patas.

Cuando el jirafito nació se pudo poner en pie después de un rato y comenzó a mamar dos horas después del parto. El hecho fue inmejorable, todos colaboraron, de hecho, el padre de la cría (Henry) y la otra jirafa hembra del zooo (Mica) presenciaron todo de manera pacifica, como ‘colaborando’ de alguna manera en tan lindo momento.

Con el paso del tiempo se podrá ver como la cría empieza a moverse y dejar de lado los movimientos que son torpes. Se estima que durante el primer año de vida la jirafa crecerá 0.3 centímetros por día y al tener dos años alcanzará la altura de la madre. Las jirafas solo pueden tener una cría en una gestación que demora 14 meses.

En la actualidad existen seis subespecies de jirafas y su área de distribución se encuentra en África occidental, meridional y oriental.

Este importante acontecimiento tuvo lugar dentro del Programa Europeo de Cría y Conservación que busca preservar la especie, el zoo de Madrid participa de este excelente programa.

Vía | La Vanguardia
Foto | Flickr – Juan Falque

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 18 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *