11 noviembre 2014 Medio Ambiente

cms

El plomo es uno de los materiales más contaminantes y tóxicos cuya presencia tiene un impacto directo en la naturaleza, e indirectamente, en los seres humanos. Cada vez este material está menos presente en nuestro día a día, debido a sus perniciosos efectos sobre la salud, aunque todavía es muy utilizado en la caza, como base para la munición de las armas usadas para esta tarea.

Esto supone que las presas que son cazadas con esta munición pueden quedar contaminadas por el plomo, pero también tiene un impacto directo sobre otras especies animales. Concretamente, las aves son unas de las más perjudicadas por la munición de plomo, ya que es fácil para ellas confundir los perdigones con piedrecillas, necesarias para el correcto funcionamiento del sistema digestivo, o a través de algún animal abatido.

Pero los días para la caza con munición de plomo han acabado, al menos en lo que al marco legal se refiere, ya que se su uso ha quedado prohibido en la Conferencia Internacional de Especies Migratorias en Quito debido al largo listado de efectos perniciosos que tiene. Se trata de un suceso de trascendencia histórica, ya que supondrá la eliminación de uno de los agentes tóxicos para la fauna, aunque aún está por ver cómo de efectiva será la ejecución de esta resolución. Además, el uso del diclofenaco también ha resultado prohibido.

En el caso de España, el uso de esta munición ya estaba restringido y hay en determinados lugares donde no se puede utilizar, como los humedales. Pero la realidad es que es muy difícil controlar el uso de este material por lo que la efectividad real del marco legal vigente es un tanto cuestionable, e incluso la actitud de algunos políticos respecto a esta materia ha sido muy controvertida.

En cualquier caso, la aprobación de esta iniciativa de Quito, supone un hito en la protección de la naturaleza. La transición a materiales no tóxicos será lenta, pero ya es una realidad a la que tarde o temprano todos tendrán que aceptar. Junto con la prohibición del diclofenaco, el futuro de las aves es un poco más brillante a día de hoy.

Vía | SEO/Birdlife

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Los buitres de la peninsula, victimas de la desnutrición 13 diciembre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *