4 enero 2012 Medio Ambiente, Noticias, Peligro de extinción

Las obras de una mina son la causa de las talas de hayas en el municipio de Zilveti

Desde hace unos días, las motosierras están talando hayas en el municipio navarro de Zilbeti, en la zona de los Pirineos y a tan sólo 5 kilómetros de la frontera francesa. La empresa Magnesitas de Navarra está desarrollando un proyecto de mina a cielo abierto, que según algunas organizaciones ecologistas incumple la declaración de impacto ambiental. La zona de las talas se sitúa en el Monte Antzeri, una Zona de Especial Conservación de la Red Natura 2000.

Diversas asociaciones conservacionistas de ambos lados de la frontera hispano-francesa (Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO Bird Life, Adena, Coordinadora Monte Alduide, France Nature Environnement, Amis de la Terre, WWF France etc) han realizado una petición formal, al Gobierno de Navarra, para que se detengan las talas de hayas en esta zona protegida.

La plataforma ecologista estima que la autorización de la mina no se ajusta a derecho, circunstancia que resolverán los tribunales próximamente. Al parecer, el Monte Antzeri y su área circundante en el Pirineo navarro, es el hábitat natural de infinidad de especies de flora y fauna en riesgo de extinción, como el pico dorsiblanco (pájaro carpintero amenazado en toda la Península Ibérica).

Según un portavoz del Gobierno de Navarra, el proyecto minero no se sale de los márgenes establecidos en la declaración de impacto ambiental, afirmación discutida por las organizaciones antes citadas.

Existe un tratado de límites entre España y Francia, que obliga a nuestro país a garantizar la conservación de los pastizales y bosques en el área en el que se están realizando las obras del proyecto de mina abierta, liderado por la empresa MAGNA (Magnesitas de Navarra).

Los vecinos del concejo de Zilbeti conocieron, la nochebuena de 2011, que la empresa tiene la intención de realizar, de forma inminente, la extracción de 800 toneladas de mineral. Mientras tanto, las redes sociales ya son un hervidero al grito unánime de ¡Salvemos Zilbeti!.

Vía | Público
Foto | Flickr-Julen Iturbe-Ormaetxe

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *