2 mayo 2017 Domésticos

Una enfermedad letal para los perros

En el siguiente artículo te contaremos acerca de todos los aspectos que debes conocer sobre el moquillos (sus síntomas, tratamientos, prevención y el contagio).

En primer lugar comenzaremos hablando acerca de qué es el moquitllo. Se trata de una enfermedad vírica que afecta las vías respiratorias de los perros, también afecta su sistema digestivo y su sistema nervioso, en algunos casos puede ser letal, especialmente cuando afecta a los cachorros que aún no fueron vacunados, además es una enfermedad muy contagiosa.

Es causada por el virus del moquillo, perteneciente a la familia paramyxovirus (vinculado al sarampión de las personas). Se trata de una enfermedad bastante frecuente, que se puede evitar completando de manera efectiva el esquema de vacunación.

Se trata de una enfermedad vírica que afecta las vías respiratorias de los perros.

Si bien es una enfermedad que afecta mayormente a los perros también puede enfermar a otros animales como lobos, hurones, zorros. Entre los perros los más vulnerables son los que no están vacunados y los cachorros que tienen menos de 5 meses de vida.

Síntomas del moquillo

Esta enfermedad está considerada como la enfermedad de los mil síntomas, no es muy fácil de diagnosticar, especialmente a simple vista. Pero te daremos algunos signos que se pueden tener en cuenta, si notas que tu perro tiene alguna de ellas te aconsejamos acudir a su veterinario para un control de manera urgente. Reiteramos que el moquitllo es una enfermedad realmente seria.

Dentro de los síntomas encontramos la tos y los estornudos, las descargas nasales, flemas, diarrea, letargia, pérdida de hambre y aparición de tics nerviosos. También se puede dar que el perro vomite, sangre en sus heces, fiebre, estar siempre cansado, sufrir dermatitis.

Si el moquillo no es tratado de manera adecuada puede afectar de forma directa el sistema nervioso central, provocar fallos motores con convulsiones, parálisis parciales.

Seguramente el veterinario realizará un análisis de sus mocos o un análisis de sangre. Así se podrá descartar la presencia de otras enfermedades.

Vía | Pet darling
Foto | Pixabay – Josc113

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *