30 octubre 2010 Curiosidades, Domésticos

embarcaciones

Si eres un aficionado a la náutica y quieres compartir tus salidas con perros y gatos te daremos algunas recomendaciones para que puedas realizar travesías largas.

En la antigüedad los perros normalmente acompañabas a los navegantes y eran llamados ‘guardianes de los mares’. Y no era para menos, estas simpáticas mascotas contaban con la rara habilidad de detectar tierra a más de 10 millas antes de que cualquier vigía pudiera verla, por eso estos centinelas nunca faltaban a bordo de las embarcaciones y se los consideraban como un tripulante más.

Era un importante acompañante durante las guardias nocturnas, el perro era una solución cuando en medio del derrotero surgía algún islote imprevisto. El perro siempre ha sido un privilegiado gracias a su olfato para estos menesteres.

Muchas de las características de este animal le han permitido convertirse en un compañero fiel y cariñoso del hombre, además que ser una mascota insustituible para algunas tareas. Basta recordar la caza, el arreo de ganado, rescatar el personal, vigilar, y sin lugar a dudas el importante papel que cumplen los perros lazarillos.

Y es precisamente por su condición de centinela que muchos navegantes los eligen para recorrer el mundo, adoptándolos para que cuiden el barco durante la noche o en las paradas en el puerto.

El hocico de los perros tiene terminaciones nerviosas que le permiten ampliar el campo olfativo. Cuando ingresa el aire una de las corrientes va directo a sus pulmones, esto es común a todos los animales, ero los perros generan una segunda corrientes de aire que se dirige directamente a las células olfativas, por lo cual el reconocimiento de los olores se fija en forma de imágenes. Por esta razón, cada uno de los olores es reconocido e identificado en cada circunstancia.

Vía | Weekend
Foto | Flickr – Lasaosa

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 octubre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *