6 marzo 2015 Bioficha

La mamba negra, la serpiente más venenosa de África

Veloz, silenciosa, inquietante y territorial, la mamba negra es la serpiente más venenosa de toda África y, posiblemente, la más letal de todo nuestro planeta, ya que cuando se siente amenazada puede llegar a actuar de forma muy agresiva y debido a ello se la ha relacionado con la pérdida de numerosas vidas humanas. De hecho, los mitos africanos exageran su poder de tal forma que se ha convertido en una serpiente de leyendas, temida y respetada por todos/as.

La mamba negra es una serpiente que puede llegar a alcanzar los 4,5 metros de longitud y que debe su nombre al color negro que encontramos dentro de su boca, ya que el color de su piel puede variar entre el verde oliva o amarillento y el gris metalizado. Suele vivir en las sabanas y las colinas rocosas del sur y este de África y suele alimentarse de pájaros, lagartos o pequeños mamíferos.

Esta especie de serpiente es, por regla general, esquiva, por lo que cuando se le planta cara suele buscar la forma de escapar. Sin embargo, cuando se encuentra acorralada y, sobre todo, entre su amenaza y su guarida, la mamba negra elevará su cabeza hasta una altura realmente considerable, arqueará su parte posterior y avanzará rápidamente abriendo sus mandíbulas y mostrando el color negro de su boca que la hace merecedora de su nombre. Si la amenaza persiste, la mamba negra atacará varias veces inyectando en cada una de ellas su potente toxina, la cual afecta inmediatamente al sistema nervioso y al corazón y es letal en la mayoría de los casos.

Vía | Wikipedia
Foto | Flickr-David Schenfeld

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *