26 julio 2016 Peligro de extinción, Salvajes

lince

Las poblaciones de lince ibérico (Lynx pardinus) repuntan y en los últimos 15 años el número de ejemplares de esta especie se ha cuadriplicado. Unas cifras impresionantes pero que todavía no significan que este felino esté salvado del peligro de la extinción. Poco a poco dicho fantasma va desapareciendo, pero todavía queda un largo camino por recorrer. En total, hay 404 ejemplares censados de los que la mayoría habitan en Andalucía, que sigue siendo el bastión del lince ibérico.

“En estos momentos hay más de 400 ejemplares” señala María Navarro, responsable de comunicación de Iberlince, el proyecto encargado de la recuperación de la distribución histórica de este animal en España y Portugal. Sin embargo, no se puede contar con las cifras exactas ya que hay ejemplares que habitan en libertad, por lo que es posible que existan más y que no estén debidamente identificados.

Entre los principales motivos de este repunte se debe a los programas de protección y cría en cautividad de la especie. El éxito de estos últimos es uno de los motivos que han impulsado el crecimiento del lince ibérico, aunque todavía no se sabe el impacto que han tenido este año. Miguel Ángel Simón, responsable de los tres proyectos de recuperación de Iberlince, explica que aún no hay datos concretos porque “el censo de este año apenas está empezando”, pero que es una evidencia que “los distintos proyectos de recuperación están dando resultados” y que “se ha salido del estancamiento de estos últimos años con gran éxito”.

El ciclo de estos proyectos comenzó en 2011 y desde entonces abarcan Portugal, Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía y finalizará en diciembre de 2017. A pesar de que queda más de un año por delante, desde Iberlince ya se está comenzando a trabajar de cara al futuro: “en el mes de marzo pasado hicimos un seminario para elaborar la estrategia de conservación futura (a partir de diciembre de 2017) y las líneas de financiación a desarrollar”.

Fuente | 20 Minutos
Fotografía | Wikimedia Commons

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *