7 agosto 2015 Peligro de extinción, Salvajes

lince-iberico

El leve crecimiento que están experimentando las poblaciones de lince ibérico (Lynx pardinus) está llevando a que se proceda a su introducción en otros territorios en los que tradicionalmente había habitado. Córdoba ha sido elegida como la siguiente región que esta especie vuelve a recorrer tras haber sido liberado un macho llamado Lapa en el Valle del Guadalmellato.

Esta zona ha sido elegida por ser considerada como la más idónea para la suelta, ya que los expertos encargados de este programa de reintroducción han considerado que es un hábitat ideal para este ejemplar. Entre los motivos que justifican esta elección se han señalado que la competencia entre especies es menor y que ofrece mayores posibilidades de supervivencia. De hecho, esta región se había considerado hace años como un lugar excelente para la introducción del lince ibérico.

Ahora únicamente cabe esperar que este ejemplar se adapta al medio y que logre prosperar, lo supondría la introducción de más ejemplares de lince ibérico en esta zona y en última instancia, el retorno definitivo de esta amenaza especie a otro de sus bastiones perdidos.

A pesar de la reciente reducción del nivel de amenaza en el que se encuentra el lince ibérico, aún es muy pronto para mostrarse optimistas sobre la recuperación de esta especie. Las amenazas a las que tiene que hacer frente son las mismas que hace unos años, y aunque el furtivismo se ha reducido, los atropellos mortales siguen siendo un peligro que está lejos de ser erradicado. Sin ir más lejos, el año pasado se baitó el dudoso record de muertes de lince por esta causa, por lo que la cautela y la prudencia deberían seguir estando presentes.

Vía | Efe verde

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *