30 junio 2014 Peligro de extinción, Salvajes

lince-iberico

Los programas de protección del lince ibérico no solo han permitido la supervivencia de esta especie, a pesar de que sigue estando muy amenazada, si no también intentar que su presencia vuelva a lugares de los que hace tiempo que desapareció.

A lo largo de la semana, se producirán las primeras sueltas de lince ibérico en Ciudad Real, lo que supone el retorno de esta especie a Castilla La Mancha. En cualquier caso, este proyecto ha sido evaluado a todos los niveles para garantizar la viabilidad de la especie, comprobando que el entorno se adapta a sus necesidades y que cuenta con las presas adecuadas para su supervivencia.

Por el momento, está previsto que sean ocho ejemplares los que sean liberados, con lo que se espera que este núcleo pueda asentarse y prosperar. Estos linces provienen del programa Ex-situ, y que pertenecen a varias camadas criadas en cautividad. A pesar de que su origen no sea “salvaje”, se ha trabajado duramente para que estos ejemplares puedan adaptarse a su nuevo medio a la perfección y que en ningún caso dependan del ser humano para sobrevivir.

Esperemos que pronto tengamos noticias alentadoras sobre estos nuevos núcleos de lince ibérico y de cómo se asientan y comienzan a extenderse por si mismos. Además, es absolutamente necesario que el número de lince ibérico y sus áreas de distribución aumenten, ya que la endogamia se puede llegar a convertirse en otro gran problema de cara a la supervivencia de esta especie, si obviamos los más acuciantes como la propia acción del hombre o la merma de su presa natural, el conejo.

Vía | Efe verde
Foto | jorgerubio.es

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *