13 octubre 2017 Peligro de extinción, Salvajes

lince

A pesar de que el 2017 no está tratando bien al lince ibérico en lo que se refiere a muertes, 39 en lo que va de año, desde el proyecto Life Iberlince aseguran que su recuperación no “está en peligro”. Así lo asegura Miguel Ángel Simón, director de este programa, al destacar que “La recuperación sigue con paso firme y se espera que este año la población continúe subiendo hasta superar los quinientos ejemplares frente a los 483 con los que se cerró 2016″.

Las muertes de los linces ibéricos que se han producido este año tienen diversas causas aunque las principales son los atropellos, furtivismo y las enfermedades. A pesar de que pueda sorprender que la caza sea una de las causas de muerte de esta especie, no son hechos aislados y todavía hay cazadores que se arriesgan a matar a un lince ibérico pese a su estatus de especie protegida y a encontrarse en peligro de extinción.

A pesar de todo, los atropellos siguen siendo la principal causa de muerte no natural a la que se enfrenta el lince ibérico. Andalucía es la Comunidad Autónoma donde más accidentes de este tipo se registran, sumando un total de 13 impactos en lo que va de año. Sin embargo, es en Castilla La Mancha donde más han aumentado. Esto se debe a que la presencia de linces no se produjo hasta 2014 y las carreteras de la región no están preparadas aún para evitar los atropellos de esta especie.

Lo ideal sería eliminar las muertes por causas no naturales, pero es complejo”, detalla Simón, que pone de manifiesto que “en el caso de las infraestructuras es cuestión de inversión pero las actuaciones en carreteras son costosas y todo se paralizó con la crisis. Por otro lado, a este año hay que añadir los ejemplares “perdidos” tras el incendio que sacudió las instalaciones del proyecto Life Iberlince de El Acebuche.

Fuente | EFE Verde
Fotografía | Wikimedia Commons

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *