28 junio 2015 Bioficha

El Lebrel afgano, una de las razas más antiguas del mundo

Tal y como se puede deducir de su nombre, el lebrel afgano es una raza canina proveniene de Afganistán con un apariencia que destaca a simple vista. A pesar de no saberse con certeza cuando llegó a Oriente medio, se cuenta que su origen puede que esté en la raza Saluki, la cual era originaria de Persia.

El lebrel afgano actual se caracteriza, principalmente, por su largo y sedoso pelaje, por su fortaleza y, como no, por su nobleza. Es una excelente compañía para el hombre y, sobre todo, para los niños, con quienes es capaz de crear un vínculo muy especial. Por otro lado, es un perro inteligente, independiente y también muy ágil, por lo que, en ocasiones, es utilizado como perro de caza.

Aún así, el lebrel afgano no es una raza que fácil ni sencilla como mascota, sino que presenta algunos problemas. El mayor de ellos es su pelaje, y es que este requiere de cuidados y atenciones especiales. Se trata de un pelo que no emite olor, pero para mantenerlo apropiadamente es necesario cepillarlo cuidadosamente mínimo una vez por semana y, como es de suponer, dicho cepillado puede tomar horas. Además, a la hora de comer se le debe recoger el pelo de la cabeza y de las orejas para que no se manche en exceso y así evitar que se ensucie.

En un principio, el lebrel afgano se utilizaba para perseguir diferentes tipos de presas en las montañas de Afganistán, aunque también como vigilante del ganado de las tribus nómadas. A día de hoy se ha intentado utilizar en las carreras de galgos, pero aún no se ha conseguido.

Vía | Wikipedia
Foto | Wikimedia Commons

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *