24 febrero 2015 Peligro de extinción, Salvajes

lince-iberico

La Junta de Andalucía en unión con WWF han dado comienzo a un programa de medidas destinado a poner fin a los atropellos de lince ibérico (Lynx pardinus) en esta comunidad. Los atropellos son la primera causa de muerte de esta especie, y durante el año pasado, se produjeron un número de ellos muy elevado, 21, que hacía que las agrupaciones de protección del medio ambiente se preguntasen a dónde estaban siendo dirigidos los fondos destinados a la protección del lince ibérico.

Este programa estudiará las carreteras donde mayor número de muertes se han producido para subsanar las deficiencias que en ellas se encuentren. De hecho, las obras ya han comenzado en algunos de los particulares puntos negros para el lince ibérico, las carreteras A-481, A-421 y A-3001. Estas obras prolongarán unos dos kilómetros de la malla metálica que impide el acceso de los linces a las carreteras.

Un punto crucial en todo este programa y concretamente en las obras es la celeridad con la que se apliquen. El incremento en la población de linces ibéricos es una de las causas por las que los atropellos se han incrementado, según WWF, aunque no podemos olvidarnos de las imprudencias al volante o el exceso de velocidad de los conductores en estas vías. Lo que sí parece claro es que es una situación crítica que debe ser subsanada cuanto antes.

Si los atropellos disminuyen y son controlados, las poblaciones de lince ibérico verán reducida su principal amenaza, y por tanto, su número seguirá creciendo y nos garantizará que esta especie endémica de la península ibérica siga existiendo por muchos años más. Ahora únicamente queda esperar para ver si los esfuerzos de este programa de protección da sus frutos o si por el contrario tendremos otro nefasto año por delante.

Vía | Efe verde
Fotografía | Brendan Ryan

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *