17 junio 2008 Medio Ambiente, Noticias, Peligro de extinción, Salvajes

minke.jpg

El Gobierno de Islandia ha anunciado que permitirá la caza con fines comerciales de 40 ballenas minke, con lo que termina la suspensión temporal de una práctica que enfurece a los conservacionistas.

Un funcionario ha confirmado que fue el ministro de Pesca, Einar Guoffinsson, quien dio la orden. La decisión ha llegado después de varias semanas de atraso, provocado por desacuerdos en el Gobierno.

La ministra de Relaciones Exteriores, Ingibjorg Solrun Gisladottir, ha rechazado la decisión junto a otros miembros del gobierno de coalición de Islandia, que pertenecen al partido social demócrata. “El ministro de Pesca tiene la atribución constitucional para emitir esas regulaciones, por lo que no tiene que preguntar al Gobierno”, asegura la ministra en un comunicado.

minke2.jpg

“Como ministra de Relaciones Exteriores, creo que se están sacrificando intereses a largo plazo por ganancias al corto plazo, a pesar de que la cuota de ballenas que se han permitido cazar es menor que en años anteriores”, agregó.

Antes de 2006, Islandia había prohibido la caza comercial de ballenas por 20 años. Ese mismo año puso fin a la prohibición y otorgó cuotas que llegaban hasta agosto del 2007. Cuando esas cuotas se cubrieron, el Gobierno decidió no emitir otras hasta que hubiera evidencia de la demanda de carne de ballena.

“Esperamos cubrir la cuota de 40 ballenas a comienzos de julio si el mercado responde bien a la carne, como creemos que ocurrirá”, explica Gunnar Bergmann Jonsson, director de la asociación de cazadores de ballenas minke.

Jonsson recordó que el año pasado fueron cazadas 45 de estas ballenas y que su carne se vendió en el mercado local. “Actualmente existen alrededor de 50.000 mil ballenas en las aguas que rodean a Islandia, y no creo que pescar 40 haga una diferencia importante en la cantidad”, agregó.

Pero sin lugar a dudas la decisión provocara el malestar de los conservacionistas, que sostienen que la observación de ballenas es igual o más lucrativa que la caza de estos animales.

“Pedimos con urgencia que el Gobierno de Islandia rectifique su decisión” apuntó Robbie Marsland, miembro de la Fundación Internacional por el Bienestar de los Animales (Ifaw).

Jonsson dijo que los balleneros se asegurarán que sus cacerías no interfieran con la observación de los cetáceos. “El 95% de la caza de ballenas está más alejada de las orillas de lo que llegan los botes de observación, pero siempre les permitiremos saber cuándo saldremos a cazar y trataremos de no hacerlo mientras ellos están observando”, indicó.

La ballena minke es el miembro más pequeño de una familia de ballenas con barbas llamadas rorcuales. Se caracterizan por tener un cuerpo compacto, una cabeza en punta, angosta y triangular y una parte media prominente con una única quilla. Tienen de siete a 10 metros de largo, un peso de 5 a 10 toneladas y una apariencia más esbelta en comparación con sus familiares más cercanos.

Comentarios

1 comentario
  • CECILIA FLORENCIA AVARO

    La matanza de ballenas debería ser prohibida y quienes continúen con esta práctica deberían ser duramente castigados tanto los que promuevan la matanza de ballenas como los que lleven a cabo dicha matanza También deberían ser castigados los restaurantes los hoteles donde se prepare y se sirva carne de ballena y toda persona que esté de alguna manera involucrada
    en dicha matanza Los más severamente castigados deberían ser los mandatarios que promueven y permiten la matanza de ballenas no permiténdoles ocupar cargos políticos ni cargos públicos y llevándolos ante
    un Tribunal Penal Internacional y ante la Corte Internacional de la Haya para
    que queden marcados y fichados vayan donde vayan

Enlaces y trackbacks

  1. Avistamiento de ballenas en Colombia 18 julio 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *