27 marzo 2008 Cuidados, Curiosidades, Salvajes

IrisOratoria

Aunque a simple vista y ante ojos inexpertos pueda parecer una Mantis religiosa normal, es una subespecie que posee unas manchas de color negro en las alas con las cuales ahuyenta rivales y depredadores. Su tamaño es inferior con respecto a la mantis normal, vive unos seis meses, mide unos 12 cm y su color es variable desde verde a blanco pasando por pardo.

Las diferencias entre machos y hembras solo son perceptibles en el tamaño ya que la hembra es de mayor tamaño. En cuanto a la reproducción ponen un par de huevos denominados ootecas del que saldrán dos docenas de crías o más.

IrisOratoria2

Yo diría que es una especie mas fácil de obtener que la mantis religiosa común, ya que esta es más tímida. Por lo demás su dieta se basa en casi todo insecto, es un animal dócil si se le trata con movimientos lentos ya que si se le trata con movimientos bruscos y se le molesta nos lo hará saber con algún tipo de intento de agresión. No necesita demasiado espacio para vivir feliz , por lo que con un terrario tamaño normal de unos 20 x 15 cm será más que suficiente.

En conclusión, un gran animal que no debe faltar en la colección de los amantes de los insectos en especial, ya que por propia experiencia puedo asegurar que no defraudará al que guste de animales de tan complejo comportamiento como este. Es el perfecto animal para el que gusta de animales curiosos de bajo mantenimiento y relativamente fácil adquisición.

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *