27 febrero 2012 Bioficha, Curiosidades, Salvajes

 Antispila oinophylla es la responsable de la plaga en los viñedos italianos

Hace seis años que los viticultores italianos luchan contra una plaga de insectos, que se alimentan de las vides de las variedades Chardonnay, Cabernet, Sauvignon y Moscatel. Ahora, por fin ha sido catalogada la polilla responsable de la invasión. En el último número de la revista Zookeys se publica el nombre de este insecto, que se llamará, a partir de ahora, Antispila oinophylla.

Han existido discrepancias, a la hora de identificar a este insecto. En un principio, se pensó que podía tratarse de la Antispilla ampelopsifoliella, una polilla originaria de Estados Unidos. Ésta se nutre de las hojas de la Enredadera de Virginia (Virginia Parthenocissus quinquefolia), una hermosa planta de color carmesí.

Un misterio que los investigadores no han logrado descifrar completamente es la llegada de la polilla a Italia. Se sospecha que las larvas del insecto fueron transportadas, accidentalmente, en un cargamento de materiales de jardinería. El animal se vio por vez primera, en el norte del país, en 2006.

La Antispila oinophylla apenas había sido estudiada, aunque pertenece al mismo grupo de una de las familias de polillas más comunes en América del Norte. Los estudios de ADN han permitido diferenciarla de su prima, la Antispila ampelopsifoliella. El hábitat natural de ambas especies se localiza en diversas regiones de Estados Unidos y Canadá, desde Georgia hasta Ontario.

Por fin se ha descubierto el nombre del insecto que traía de cabeza a los agricultores del Veneto y Padua. Esta polilla de refinado gusto enológico ha causado importantes pérdidas a los viticultores italianos, debido a su voracidad. Posee alas negras con manchas plateadas y sólo mide 6 milímetros. Un antídoto natural contra la infestación serían las avispas, pero éstas también ocasionarían grandes pérdidas en los cultivos.

Vía | ABC
Foto | Flickr-Pmarkham

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *