29 mayo 2015 Peligro de extinción, Salvajes

ibis-eremita

Además de las perdidas humanas, la guerra destruye el medio ambiente de los lugares donde estas se desarrollan, aunque muchas veces sea un dato que pasa desapercibido. La actual guerra en Siria no solo está teniendo un enorme coste en vidas humanas o la posible perdida del patrimonio histórico de la humanidad, también los animales están sufriendo las consecuencias, en especial el ibis eremita (Geronticus eremita).

Esta es una de las aves más amenazas ya que únicamente hay dos núcleos en el mundo en el esta especie vive en libertad: la ciudad de Palmira en Siria y la zona de las costas del Atlántico marroquí. De hecho, hasta no hace mucho se pensaba que el ibis eremita se había extinguido completamente en Siria, pero en el año 2002 se encontró una pequeña colonia de siete ejemplares, de los cuales su número hasta la fecha se había reducido a cuatro a pesar de las medidas de protección tomadas.

Se desconoce la situación actual de la especie en Siria tras la ocupación de la ciudad de Palmira por el Estado Islámico, pero se teme el destino que puedan sufrir estas aves ya que actualmente se desconoce el paradero de estos ibis eremitas. Las autoridades del país han llegado a ofrecer una recompensa sobre el paradero de estas aves, y concretamente del ejemplar llamado “Zenobia”, del cual se conocía su ruta migratoria que lo llevaba hasta Etiopia.

Desde el año 2004 en España se lleva a cabo un plan de reproducción en cautividad con bastante éxito, lo que ha llevado a crear una población estable. Esta colonia ha sido puesta en libertad posteriormente para intentar crear un núcleo de cría en la provincia de Cádiz que garantice la reproducción el libertad de esta especie. En España el ibis eremita se extinguió hace quinientos años y este proyecto quiere conseguir el restablecimiento completo de esta especie en la península ibérica. De esta forma, en el caso de la extinción en las poblaciones salvajes africanas esta población podría ser el garante de la la continuidad del ibis eremita.

Vía | SEO/Birdlife
Fotografía | Marcus Woelfle

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *