9 julio 2010 Cuidados, Enfermedades

perros

La hidatidosis es una enfermedad silenciosa que los perros pueden trasmitir a los seres humanos y cuya presencia puede tardar muchísimo tiempo en manifestarse.

La hidatidosis es una enfermedad parasitaria que afecta a nuestros perros, y que además de provocar un deterioro en el estado general de nuestras mascotas está asociada a pérdidas económicas a nivel ganadero, y a un posible compromiso de la salud de las personas.

El problema surgió siendo rural. Con el tiempo, la enfermedad se ha vuelto suburbana y también se ha detectado casos en las grandes urbes. Se trata de una enfermedad endémica.

La enfermedad es provocada principalmente por el Equinococus granulosus, aunque también hay otros tipos como el Equinococus variedad bobina o porcina, que por su menor frecuencia revisten menos importancia.

Los perros se llegan a contaminar cuando se alimentan de vísceras crudas de animales que fueron faenados en el campo. Por su parte, el ganado es contagiado al ingerir huevos que están diseminados por el perro en el campo.

Existen dos ciclos de la hidatidosis. El primero es animal y se da entre el perro y el huésped intermediario (oveja), el otro es ambiental y se presenta entre el perro y el ambiente. En este último ciclo es cuando se contagian los humanos, ya que ingieren los huevos, puede ser al tomar contacto con el suelo en donde se encuentran los huevos.

Si nos referimos a los síntomas, en realidad no existen manifestaciones externas de que el perro está parasitado. Otra fuente de contaminación son las verduras mal lavadas que vienen de huertas con perro enfermos. Los huevos pueden llegar por riego a las verduras.

Si se presentan síntomas, estos pueden ser muy variados. Según sea el órgano en que se instalan los quistes, y se expresan entre los 30 y 40 años de edad.

La mejor medida de prevención es evitar alimentar a los perros con vísceras crudas. Principal motivo de diseminación de la enfermedad.

Otra medida efectiva es la desparasitación semestral contra gusanos chatos en animales que viven en zonas rurales.

Fuente | Weekend
Foto | Flickr – Nuevededos

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 julio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *