4 noviembre 2008 Medio Ambiente, Noticias

temploi_granjaguar.jpg

En Guatemala al igual que en otros países del sur, las comunidades indígenas se están viendo afectadas por la expansión de los agrocombustibles. Se están deforestando bosques, amenazado a las personas, deteniendo ilegalmente, desalojando personas de sus casas e incluso asesinando.

La organización Salva la Selva ha denunciado esta situación que lleva ocurriendo desde hace tres años, en una zona conocida como ¨Finca los recuerdos¨, donde la empresa Ingenio Guadalupe, dedicada a la producción de etanol, ha deforestado varias tierras indígenas para plantar caña de azúcar para fabricar combustible.

Los biocombustibles están muy bien pero no creo que haya que llegar hasta esos puntos, cuando a partir de aceite usado también se puede producir biocombustibles, no hay obligación de hacerlo directamente desde la planta.

Vía | Portal de medio ambiente

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *