15 abril 2015 Domésticos

Brussels_Griffon

Dentro de las numerosas razas de perros nos encontramos con personalidades para todos los gustos, con mascotas más dóciles y más tranquilas que otras o con algunas nerviosas y energéticas. En esta ocasión, os presentamos una raza con mucha personalidad y con un aspecto desenfadado, peculiar y, en ocasiones, divertido: el grifón de Bruselas.

Tal y como su propio nombre indica, este pequeño perro procede de la ciudad belga de Bruselas y la raza en sí hace referencia, en realidad, a unas tres razas diferentes (el Grifón de Bruselas, el Grifón belga y el Pequeño brabantino), aunque estas sólo se diferencian básicamente en pelaje y color, ya que la fisionomía suele ser la misma.

Originalmente, esta raza se empleó para controlar las plagas de ratas y mantenerlas fuera de los establos durante el siglo XIX en Bruselas, sin embargo, con el tiempo se convirtieron en excelentes perros de compañía y buenos guardianes. Se caracterizan por ser fáciles de adiestrar, activos, juguetones, inteligentes, curiosos y observadores, aunque de igual forma deberemos de prestarle mucha atención debido a que les encanta sentirse queridos por su familia. Por ello mismo, nos encontramos con una de las razas perfectas para la convivencia con niños.

El grifón de Bruselas suele vivir de 12 a 15 años, aunque con unos buenos cuidados la mayoría de ellos es capaz de superar dicha edad. Por otro lado, y en general, no presenta ningún problema específico de salud, aunque se recomienda tener cuidado con sus grandes ojos saltones, ya que es donde puede desarrollar más lesiones.

Vía | Wikipedia

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *