22 octubre 2012 Medio Ambiente, Noticias, Peligro de extinción

Una de las maravillas naturales del mundo está de luto y es que no es para menos, en menos de 30 años ha perdido de manera muy alarmante la mitad de su extensión coralina.

Según un estudio realizado por la revista Proceefings of the National Academy of Sciences, PNAS, la Gran Barrera de Coral australiana, el mayor arrecife de coral del mundo, ha perdido la mitad de su población de corales hasta la fecha.

Los científicos afirman que hay varias causas para esta extinción en masa de los corales y que es muy difícil recuperar este ecosistema reconocido Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Por una parte el aumento constante y gradual de la temperatura de los mares y las tormentas tropicales cada vez más intensas han sido los grandes culpables de la deforestación de las barreras. Sin embargo, otra causa natural ha agravado la situación de manera crítica, se trata de la colonización del ecosistema por parte de una estrella de mar muy agresiva.

Esa estrella es la Acanthaster planci, más conocida como corona de espinas. Este animal se alimenta de los corales lo que provoca el conocido blanching o blanqueo de los corales que desencadena la muerte de éstos y del ecosistema que albergan.

Si los investigadores lograsen detener el crecimiento de la población de las estrellas corona de espinas, los corales aún estarían a tiempo de recuperarse poco a poco con lo que agravaría menos su situación.

John Gunn, Directo ejecutivo de AIMS, ha emitido un comunicado en el que manifiesta que no se pueden parar las tormentas tropicales pero quizá sí el aumento de población de las coronas de espinas. Si se consiguiera, la Gran Barrera optaría a una gran oportunidad para adaptarse a los cambios climáticos poco a poco y poder sobrevivir.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *