7 enero 2012 Medio Ambiente, Noticias

El gobierno español ha decidido instalar el almacén nuclear en la provincia de Cuenca

Finalmente, el municipio seleccionado, para albergar el futuro almacén de residuos nucleares de España, es Villar de Cañas (Cuenca). El Almacén Temporal Centralizado (ATC) es una dotación clave para el futuro energético de nuestro país. En la actualidad, Francia y Gran Bretaña guardan los restos atómicos de una parte de las centrales nucleares españolas, lo que supone un gasto considerable para el estado. Se prevé que el cementerio nuclear conquense acoja estos desechos, durante 60 años, aproximadamente.

El proyecto del ATC va a suponer una inversión de 700 millones de euros, generará más de 200 trabajos directos y la localidad de Villar de Cañas recibirá importantes compensaciones económicas, por la construcción de las instalaciones en su término municipal. La noticia de la designación del pueblo ha sido recibida desigualmente, por parte de los vecinos. Algunos ven en el proyecto la mejor salida para esquivar la crisis. Otros, por el contrario, ya preparan manifestaciones para oponerse a la medida.

Hasta el momento, cada una de las centrales nucleares guarda los residuos que genera. Los de Vandellós I van a parar a almacenes de Francia y los producidos en Garoña a Reino Unido. La construcción de un cementerio centralizado ahorrará costes al estado español. Se trata de la alternativa más económica, pues la otra opción sería dotar, a cada planta nuclear, de su propio centro de residuos.

Con la elección del pequeño pueblo de Cuenca continúa un proceso iniciado en 2004, que concluirá dentro de unos años, con la apertura del ATC español. Sin duda, el almacén holandés de Borssele, quizás el más seguro de aquel país, será uno de los modelos a seguir. Según el alcalde de esta ciudad centroeuropea, los vecinos están familiarizados con la instalación y no existe preocupación al respecto.

En el resto de poblaciones españolas, que también optaban a la instalación del ATC, las reacciones no se han hecho esperar. Mas de 70 municipios, próximos a centrales nucleares, han impugnado la decisión del gobierno. En Ascó, Yebra o Zarra (otros de los candidatos), la acogida de la decisión final también ha sido dispar.

Vía | El País
Foto | Flickr-Radio Nederland Wereldomroep

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *