10 septiembre 2009 Curiosidades, Noticias, Salvajes

lobo

Esto es lo que actualmente, asegura un estudio reciente sobre el origen de los perros, publicado en la revista Molecular Biology and Evolution. Al parecer fueron los chinos los que realizaban la caza de los lobos para consumir su carne, pero con el paso del tiempo, el consumo de su carne pasó a su domesticación.

La larga domesticación de los lobos que ha dado lugar a las distintas razas de perros, ha pasado desde el consumo de su carne como parte del menú del ser humano, hasta su domesticación como animales de trabajo: para los pastores de ganado, como vigilantes o para arrastrar los trineos en Alaska.

Un grupo de genetistas del Real Instituto de Tecnología de Estocolmo ha encontrado en sus estudios que los seres humanos comenzaron la domesticación de los lobos, al igual que lo han hecho con otras especies, para poder mejorar la producción de alimentos y facilitar su consumo.

La investigación se ha llevado a cabo mediante el análisis de genomas (ADN mitocondrial) de perros de distintas razas del mundo, y ha contado con la colaboración del Instituto Kunming de Zoología de China. Según los resultados de este estudio, los perros de todo el planeta parecen pertenecer a un mismo linaje de canes, de los que la investigación deduce que su domesticación pudo haber tenido lugar en una misma área, que los científicos sitúan al sur de China.

En esa área del sur de China se observa una mayor variedad de especies de cánidos, se especula que éste sea su origen, puesto que científicamente está demostrado, que una especie tiende a perder su mayor diversidad cuanto más se extiende el ámbito de su propagación. Y esta situación parece haberse dado de forma continua, a lo largo de los primeros asentamientos humanos en China, desde hace unos 11.000 a 14.000 años.

Los investigadores añaden que su domesticación requirió capturar a los lobos y encerrarlos en jaulas; durante algún período de tiempo que dio lugar a su domesticación, el animal llegó a acostumbrarse a la convivencia con el humano y a recibir de éste su alimento.

El estudio se apoya en la tesis de la larga tradición china, en especial de la región antes mencionada, de consumir carne de perro, y que se apoya a su vez en las evidencias arqueológicas de huesos caninos que presentan cortes afilados. Sin embargo, la Universidad de Cornell debate esta postura en la que se señala el sur de China como lugar original de domesticación de los lobos.

Los científicos de dicha universidad afirman que los restos arqueológicos han revelado que el lugar de la tierra con mayor diversidad genética canina se encuentra en África. Otras investigaciones en los Estados Unidos, que no están basadas en el ADN mitocondrial, debaten también la teoría de China, como el origen de la domesticación de los lobos; pero tendremos que esperar todavía para conocer sus resultados definitivos.

Vía | ecologiablog

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *