18 octubre 2016 Salvajes

carbonero

Las inclemencias de la climatología tienen un impacto directo en el desarrollo de algunos animales. Un reciente estudio realizado por los investigadores Samuel Rodríguez y Emilio Barba de la Universidad de Valencia ha desvelado que las bajas temperaturas causan que los pollos de carbonero (Parus major) sean más pequeñas que aquellos que nacen un clima más suave. Esto se debe a que durante esos primeros días en los que se produce el nacimiento de los polluelos estos no han desarrollado al completo su capacidad termorreguladora lo que les obliga a gastar más energía en aumentar su temperatura corporal.

Este gasto adicional se traduce en una disposición menor de energía para invertirla en el crecimiento, lo que termina por originar una reducción en su tamaño. El experimento se realizó utilizando 17 cajas nido de las que un total de 7 en las que la temperatura se redujo una media de 4,5 ºC respecto a los otros 10 nidos durante los 15 días que duró el experimento. Estos cambios únicamente afectaron al tamaño de los pollos, ya que no se hallaron cambios en ninguna otra magnitud como el peso o el porcentaje de polluelos que lograron salir adelante.

Los investigadores observaron que durante este proceso, la estancia en los nidos por parte de las hembras no se redujo ni tuvieron ningún tipo de comportamiento diferente. “Esto significa que las madres podrían haber decidido no invertir un mayor esfuerzo en mejorar las condiciones térmicas de la pollada”, detallan los autores del estudio. Con todos los datos obtenidos, los investigadores han llegado a la conclusión de que “los microclimas de nidificación más fríos pueden perjudicar el crecimiento de los pollos, lo cual puede repercutir negativamente sobre su supervivencia futura”, pese a que las otras magnitudes no se vieron alteradas de forma significativa.

Los interesados en conocer los pormenores de este estudio pueden encontrarlos en la revista Ardeola de SEO/Birdlife en la que se han plasmado una gran variedad de detalles sobre esta investigación sobre el carbonero y el efecto que tiene el frío sobre sus polluelos.

Fuente | SEO/Birdlife
Fotografía | Wikimedia Commons

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *