19 febrero 2009 Medio Ambiente, Noticias

mero

Un reciente estudio de la Fundación Biodiversidad, de la cual la directora es Ana Leiva, ha echado a la luz esta increible cifra; nada menos que habría que proteger al día 65 Km2 para frenar la pérdida de biodiversidad marina.

El estudio propone la declaración de nuevas áreas marinas protegidas en lugares como el Seco de los Olivos (Andalucía), las montañas submarinas del Canal de Mallorca (Baleares), los Cañones de Palamós y Creus (Cataluña), el Seco de Palos (frente a Murcia) o el Cabo de la Nao (Comunidad Valenciana).

España cuenta actualmente con más de 5.000 kilómetros de aguas marinas bajo distintas figuras de protección, pero sería necesario aumentar hasta alrededor de 100.000 kilómetros cuadrados (una superficie similar a la de Castilla y León) para cumplir el compromiso adquirido en el Convenio de Biodiversidad de Naciones Unidas.

Han explicado que el estudio tiene como objetivo “presionar” al Gobierno “intentando convencerle de la necesidad de ampliar las áreas marinas protegidas, pero, a la vez, aportando su colaboración para que sea viable”.

Vía | Yahoo

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *