9 agosto 2016 Salvajes

fragata

Las aves poseen algunos de los comportamientos más singulares del mundo animal. Su capacidad de volar es algo que obviando a los insectos, es quizá la más llamativa que poseen y una de las cuales condiciona de forma significativa su comportamiento. Algunas aves poseen la capacidad de dormir mientras vuelan, y recientemente se ha descubierto que la fragata (Fregata magnificens) es una de ellas.

La fragata es un ave muy llamativa en muchos aspectos ya que posee una gran envergadura, cercana a los 1,80 metros, y los machos cuentan con un buche de color rojo carmesí que hinchan para llamar la atención de las hembras. Además, son son capaces de volar de forma continua hasta once días, una proeza que consiguen gracias a que pueden dormir mientras vuelan. Para ello, uno de los hemisferio duerme mientras el otro, que está conectado al ojo que guía el giro permanece despierto.

Para realizar este estudio se utilizaron distintos dispositivos GPS y de medición de cambios electroencefalográficos para determinar su posición y la actividad cerebral. El estudio descubrió datos interesantes como que las fragatas experimentan Sueño de Movimientos Oculares Rápidos que se manifiesta con pérdida del tono muscular. En estas aves este sueño se traduce en que la cabeza cae durante el sueño, aunque esto no afecta en ningún sentido a la trayectoria del vuelo.

“En los registros que se han obtenido, se demuestra que podrían volar hasta 3.000 kilómetros, o sea podrían ir y volver del Ecuador continental tranquilamente, sin descansar”, detalla Jorge Carrión, Director de Gestión Ambiental del Parque Nacional Galápagos. Esta capacidad de dormir en pleno vuelo durante breves espeacios de tiempo contrasta con la rutina habitual que mantiene la fragata en tierra, donde son capaces de dormir un total de 12 horas diarias.

Gracias a este estudio el equipo investigador del Instituto Max Planck (Alemania) espera determinar cómo estas aves pueden mantener un rendimiento adaptativo con poco sueño, mientras las personas y algunos animales sufren dramáticamente con la pérdida de sueño.

Fuente | EFE Verde

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *