22 diciembre 2017 Flora

flordepascua

Las tradiciones de navidad son curiosas y la participación que tienen las plantas en ella muchas veces llega a ser sorprendente. Por ejemplo, el uso del muérdago y el acebo tiene su origen en las festividades paganas del solsticio de invierno. Sin embargo, la costumbre de engalanar los hogares con flores de pascua es algo mucho más moderno.

A pesar de que la relación de la flor de pascua (Euphorbia pulcherrima) con la navidad se remonta a la época colonial en América del Sur, cuando los frailes franciscanos adornaban las iglesias con esta planta, el fenómeno global se debe al embajador de los Estados Unidos en México Joel Roberts Poinsett entorno a 1896. Poinsett, que era botánico, tenía la costumbre de regalar esta planta a sus amistades durante las fechas navideñas. Un gesto que sin quererlo se terminó convirtiendo en toda una tradición global.

De hecho, el vínculo de este político americano con la flor de pascua es estrecho, ya que uno de los múltiples nombres por las que se la conoce es el de poinsetia. Pero más allá de estas cuestiones, lo cierto es que esta planta presenta algunas particularidades que hacen que su vínculo con la navidad se refuerce. Por ejemplo, es una de las pocas especies que florece en invierno. Una facultad que hace que popularmente se la conozca por flor de pascua.

La flor de pascua es una planta cuyo hábitat natural son los climas tropicales y es originaria de México. De hecho, esta afinidad por el clima cálido y húmedo hace que sea muy complicado que las flores de pascua sobrevivan más allá de unos pocos días en nuestros hogares, ya que el entorno resulta extremadamente hostil para ellas, lo que termina marchitándolas hasta la muerte.

Fotografía | Wikimedia Commons

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *