20 septiembre 2017 Peligro de extinción, Salvajes

lobo

La situación del lobo ibérico vuelve a ser preocupante debido a la reciente apertura de veda de caza de esta especie en Asturias. Una autorización oficial dada por el gobierno de esta región que permite exterminar a las poblaciones de este cánido para satisfacer los intereses de lobbys que buscan la destrucción de esta especie cuya recuperación ha costado mucho esfuerzo. Ante esta situación, WWF ha solicitado que se detenga el “exterminio oficial” de una especie protegida en esa región.

“La propia normativa del Gobierno asturiano indica que las batidas sólo deberían autorizarse en circunstancias excepcionales y en caso de un elevado número de daños a la cabaña ganadera. Los datos del propio Principado de Asturias muestran, no obstante, que los daños nunca han alcanzado el 1 % del censo ganadero regional“, señalan desde WWF. Una vez se aplique esta directiva se podrá cazar al lobo ibérico en la región “sin cupos ni periodo de veda o control científico”.

“El número de explotaciones afectadas se ha situado en una media del 5 % en los últimos años y el importe de los daños es inferior al 0,4 % de la renta agraria regional por lo que no supone amenaza alguna para la seguridad de las personas ni hay daños económicos que justifiquen una medida tan desproporcionada”, prosigue la ONG ecologista.

A juicio de WWF, el “exterminio del lobo en regiones enteras de Asturias es una medida manifiestamente ilegal, que carece de rigor científico y visión ecológica y que responde al intento de acallar las presiones de los sectores ganaderos más radicales además de garantizar su apoyo”. A pesar de que las primeras batidas estaban previstas para el 15 de septiembre, desde WWF no tienen constancia de que se haya producido, aunque señalan que de si se han hecho “han sido en secreto”.

Fuente | EFE Verde
Fotografía | Wikimedia Commons

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *