29 junio 2016 Salvajes

carbonero

El estrés y los ritmos propios de la ciudad no pasan factura únicamente a los seres humanos. El entorno urbano también afecta a los animales, y un reciente estudio demuestra que las aves se ven particularmente afectadas, ya que envejecen más rápido, lo que reduce su esperanza de vida. El trabajo ha sido Realizado por científicos de la universidad de la Universidad de Lund, en Suecia, han centrado su investigación en el carbonero común, y los resultados han sido sorprendentes.

“Aunque tienen ventajas por vivir en ciudad, como la facilidad para conseguir comida, las desventajas son mayores, como el estrés o, al menos, en cuanto a la rapidez del envejecimiento”, detalla Pablo Salmón, uno de los investigadores. Las principales causas de este estrés en las aves forman parte de la realidad de cualquier ciudad: el ruido, la contaminación lumínica, la proximidad con humanos y los gatos.

El estudio se ha centrado en el estudio de los “telómetros” uno de los marcadores del ADN que determinan la edad en las especies. Con apenas dos semanas de diferencia entre los dos grupos de estudio, los “telómeros” de los carboneros de ciudad se acortaron de forma significativa. “El impacto que las zonas urbanizadas tienen sobre la vida silvestre se debe estudiar con más profundidad”, explica Salmón que a su vez añade que “los resultados plantean cuestiones vinculadas estrechamente al envejecimiento de otros animales que viven afectados por la urbanización, incluidos los seres humanos”.

Unas conclusiones interesantes de cara a entender como afecta los ritmos de la ciudad y los entornos altamente urbanizados en otras especies animales, pero también en las personas. Resulta cuanto menos curioso que el mundo natural, que en principio podría parecer más peligroso, en el fondo sea un remanso más pacífico y que en él los animales lleguen a vivir más tiempo que en la gran ciudad. Sin duda, un dato para reflexionar.

Fuente | 20 Minutos
Fotografía | Wikimedia Commons

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *