8 octubre 2015 Curiosidades, Noticias, Salvajes

Murciélago

Durante todo el tiempo que el planeta Tierra lleva en activo han pasado por él miles de especies animales que después se han extinguido. Por supuesto, se están llevando a cabo investigaciones para desvelar los secretos mejor guardados. Y, afortunadamente, cada vez estamos conociendo más datos de estos animales que ya no se pueden observar. En esta ocasión le toca el turno a los murciélagos. Concretamente, a los que vivían hace 50 millones de años.

Una investigación ejecutada por instituciones y especialistas de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Etiopía y Dinamarca ha descubierto el color que tenían este tipo de murciélagos. Podría parecer una curiosidad más, aunque lo cierto es que podríamos estar ante un resultado que llevaría a más aclaraciones.

Los resultados del estudio han sido publicados en la revista PNAS, dónde se ha indicado que se han analizado los tejidos de peces, ranas y renacuajos, aunque también los pelos de mamíferos, plumas de aves y tinta de pulpos y calamares. Lo que se ha encontrado en todos ellos es la presencia de melanina. Este descubrimiento también ha permitido identificar y estudiar, a su vez, las estructuras microscópicas de los fósiles de los propios murciélagos, que hasta ahora eran calificados como de bacterias fosilizadas.

Jakob Vinther, coautor del estudio y paleobiólogo molecular de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, ha sido muy claro con los resultados descubiertos:

Los melanosomas que hemos encontrado en orgánulos son de diferentes formas: algunos son rojizos, con forma de albóndigas, y otros son negros, con forma de salchichas. La misma guía se sigue en los fósiles. La correlación entre la melanina y la forma puede ser usada para conocer el color de los fósiles.

Todas las investigaciones han llegado a la conclusión de que los murciélagos que existían hace 50 millones de años tenían un color pardo rojizo. Un dato bastante interesante, si lo comparamos con las especies que existen hoy en día.

Como ya hemos mencionado, es muy posible que esta noticia os suene más a curiosidad. Sin embargo, los descubrimientos a los que se ha llegado permiten dar nuevos pasos en este tipo de estudios. No os extrañaría que, por ejemplo, de los elementos estudiados se sacaran nuevas conclusiones aún más interesantes.

Vía | PNAS
Foto | Wikimedia Commons – Ltshears

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *